in

La niña que no sabía identificar los orificios de su gato

No, por ahí no

Este simpático vídeo está protagonizado por una adorable niña y un precioso gato que comparten el típico momento en el que una le da a de comer a otro.

Hasta ahí todo bien, y de hecho hay innumerables vídeos del estilo por Internet, si no fuera porque en este caso el desenlace es algo diferente. En este vídeo concreto, el gato se gira después de haber comido pienso y la niña a continuación intenta darle de comer por un orificio bastante diferente…

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

40 frases de Albert Einstein que te ayudarán a reflexionar

Cinco perros que bailan mejor que tú… y lo sabes