en

Los 3 fetiches más comunes entre los hombres

Cuando hablamos de fantasías eróticas debemos saber que cada persona es un mundo. Los gustos y preferencias de cada uno de nosotros pueden llegar a variar sobremanera, ya que hay sensaciones, juegos y dinámicas que pueden ser más o menos interesantes para cada persona.

Pero todo el mundo tiene algún fetiche, algo que le gusta, que le excita, que le hace fantasear… Y es cierto que, entre hombres y mujeres, hay fetiches de lo más diferentes. Por eso, en este artículo queremos centrarnos en descubrir los 3 fetiches más comunes entre los hombres. ¿Quieres conocerlos? Mira, mira…

Practicar sexo anal

Para muchos hombres, el sexo anal es una de fantasía sexual que quieren cumplir y disfrutar. ¿Por qué? Porque la cavidad anal es más estrecha y, por tanto, la presión que ellos sienten puede ser más intensa y placentera. Pero, mucho cuidado con esto: la estrechez de la cavidad puede resultar dolorosa, por eso, es importante conocer los trucos para conseguir sexo anal sin dolor y disfrutar al máximo de la experiencia.

El sexo anal es un tipo de práctica que suele llamar la atención de los hombres, ¿por qué? Porque se juega mentalmente con los roles del dominante y dominado y se crea una relación que puede ser muy estimulante para él. Es importante que, antes de comenzar con esta práctica, las dos partes estén de acuerdo y que siempre se utilice lubricante anal para conseguir que no haya dolor y que los dos puedan disfrutar realmente de este tipo de contacto.

Practicar BDSM

EL BDSM siempre ha sido un tema un tanto tabú dentro del mundo íntimo. Sin embargo, con el éxito de una saga literaria como 50 sombras de Grey, este fetiche empezó a salir de su escondite para hacerse cada vez más común entre hombres, pero también entre mujeres. Con el BDSM lo que se consigue es crear un juego de roles de dominante y dominado con juegos que se basan en las ataduras, en potenciar las sensaciones del cuerpo, en caminar por el filo que hay entre dolor y placer, etcétera.

Existen muchas prácticas que se engloban dentro del concepto de BDSM y, por tanto, si sois principiantes lo mejor es comenzar con las más suaves y, poco a poco, ir aumentando la intensidad si os gusta y si los dos estáis de acuerdo. Comenzar con unas ataduras de muñecas, con vendas en los ojos o con golpes suaves en el trasero puede ser el inicio de un camino que, quizás, os termine gustando.

Hacer un trío

Y, por supuesto, si hablamos de los fetiches más comunes entre los hombres no podemos olvidar uno de los más conocidos y extendidos: hacer un trío. Compartir cama con dos mujeres o con dos hombres puede ser la mar de tentador para ellos y, cada vez más, también para ellas. Se trata de un tipo de encuentro sexual más divertido, más juguetón, más picante y más liberal.

Los tríos se pueden hacer con el género que prefiráis y se pueden hacer siendo todos solteros o una pareja y un soltero, etc. Las combinaciones son muchísimas, solamente deberéis estar todos de acuerdo y establecer unas pautas para que nadie se ofenda ni tampoco se sienta aislado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alimentos en ayunas

20 alimentos que puedes comer en ayunas… y esos otros que no debes probar

Cabras que se desmayan

El curioso caso de las cabras que se desmayan ante el peligro