en

La carta viral de un director a los padres antes de los exámenes

Carta viral

Durante los últimos días se ha hecho muy viral la carta que el director de un colegio ha enviado a los padres de sus alumnos ante la inminente llegada de los últimos exámenes del curso.

En esta carta que tanta difusión está teniendo en redes, el directo pide a los padres que reflexionen sobre sus hijos, el actual sistema educativo y la posible frustración de unos jóvenes que podrían aspirar a mucho más a pesar de que no lleguen a superar los exámenes. En realidad, la carta está inspirada en un texto muy similar que un profesor de Singapur mandó en 2017.

Así reza la carta al completo:

«Estimados padres

Los exámenes de sus hijos comenzarán en breve y sé que todos están muy ansiosos porque desean que les vayan bien, es comprensible.

Sin embargo, es muy importante que recuerden, por favor, que entre los estudiantes que se presentarán a dichos exámenes hay un artista, que no necesita entender matemáticas, hay un emprendedor, al que no le importa la historia o la literatura española, hay un músico, cuyas notas de física no le importan, hay un atleta cuya aptitud física es más importante que la química.

Si su hijo o hija saca buenas notas, genial, pero si no lo hace por favor, no le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo. Dígale que no pasa nada ¡Es solo un examen!

Sus hijos están hechos para proyectos mucho más importantes en vida. Dígale que las notas que obtenga no son tan importantes dígale que lo ama que no lo juzgará. Lo importante en la vida no es que una persona sea perfecta en estos aspectos, sino que realmente se apasione en aquello que verdaderamente le llene”.

A pesar de la intención buenrollista del texto, muchos usuarios han criticado el mensaje del texto ya que busca quitarle importancia al esfuerzo y centrarse en el conformismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Errores de fabricación

21 cosas que era imposible que salieran mal… pero el resultado fue catastrófico

Dormir para trabajar más

El día que dejamos de dormir para trabajar más