in

El perro que disfrutaba demasiado de las piscinas

Una de las principales diferencias entre perros y gatos es que mientras que a los segundos no les guste demasiado el agua, a los perros sí que les encanta darse un buen chapuzón, sobre todo, si es en verano y necesitan refrescarse.

Es el caso de este divertido perrito y sus intermitentes baños veraniegos. ¡No te lo puedes perder!

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las mejores fotos de Álvaro Muñoz Escassi

Esos pequeños momentos que convierten a un padre en superhéroe