en

19 claves para ser autosuficiente en la ciudad

Ser autosuficiente en la ciudad

La autosuficiencia es un estilo de vida alternativo. Ahora que estamos viviendo un época muy cómoda en la que una parte de la población tiene cubiertas todas las necesidades, cada vez hay un número mayor de personas que desea volver a lo básico.

La autosuficiencia es una forma de vida, es el estado en que el abastecimiento de bienes únicamente depende de uno mismo; de modo que no se necesita ayuda, apoyo o intervención externa para la supervivencia.

La autosuficiencia no está reñida con vivir en una gran ciudad. A continuación te facilitamos algunasclaves que podrás aplicar en cualquier núcleo urbano:

  • Utilizar el transporte público. En ocasiones utilizamos el coche para traslados cortos, y mover “esta masa” de mucho peso para llevar a una persona de 70 kilos a por el pan no es autosuficiente; los trayectos muy cortos afectan directamente a la vida útil de las baterías, reduciendo su duración. También se recomienda siempre el uso de la bicicleta.
  • Bajar la calefacción unos grados, no pasa nada por no estar en manga corta en invierno.
  • Reducir la cantidad de energía eléctrica apagando luces innecesarias.
  • Elegir edificios más sostenibles y eficaces en cuestión de aislamientos, el simple hecho de  colocar cortinas gruesas, aísla la estancia del frío exterior y retiene el calor en la misma. En los tejados orientados al sur se pueden instalar placas solares.
  • Aparatos eléctricos con la calificación A++
  • Utilizar bombillas de bajo consumo o de led.
  • Gestión correcta de los residuos domésticos; reciclar no solo aquellos residuos que se pueden dejar en los contenedores habituales ( verde, amarillo, azul, etc), sino también aquellos que se pueden entregar en los Puntos Limpios de cada localidad.
  • Ahorrar agua:¿Has probado a poner un cubo en la bañera para no desperdiciar el agua de la ducha hasta que sale a la temperatura deseada? Te sorprenderías al ver el volumen de agua potable que se va por el desagüe. Se puede utilizar para fregar suelos, regar plantas o para el inodoro.
  • Coloca jardineras en el alfeizar de una ventana, o si dispones de espacio suficiente instala un bancal,y cultiva variedades de lechugas.
  • Cocina tu propia comida, es mucho más sana y barata.
  • Instala huertos verticales. Puedes plantar judías, pepinos, plantas aromáticas o prepara cestas colgantes con fresas.
  • Obtén tus propios huevos, hay ya varias empresas en el mercado que proporcionan, de manera temporal una o varias gallinas, junto con el gallinero portátil. Es una experiencia inolvidable para los más pequeños.
  • Colmenas de abejas en la azotea;  parece una locura pero en grandes urbes como Nueva York se está llevando a cabo esta iniciativa. Sirve para polinizar y se puede obtener miel, un alimento con muchas propiedades y que no caduca.
  • Gestionar bien el espacio de hogares y garajes.
  • El estilo en la vestimenta no está reñido con la sostenibilidad y la ecología; cuando compres ropa es preferible que adquieras ropa de calidad aunque sea más cara (será también más duradera) y que te asegures de que el tratamiento de los tejidos es respetuoso con el medio ambiente. Tejer tus propias prendas sería maravilloso.
  • Amasar y hornear tu propio pan, verás que el resultado es increíble.
  • Hacer tu propio jabón.
  • Conservar, encurtir o hacer mermeladas es un buen proceso para conservar alimentos.
  • Crear tu propia mantequilla, queso fresco y yogur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ser autosuficiente

¿Qué es la autosuficiencia? 15 preguntas que debemos hacernos

Finanzas personales

Las 5 etapas del dinero en las finanzas personales